Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

El estrés no siempre desencadena una recaída en los trastornos de la alimentación, según un estudio

JUEVES, 15 de abril de 2021 (HealthDay News) -- El estrés no provoca atracones en las personas con trastornos de la alimentación, sugiere una investigación reciente.

Los hallazgos desafían a una teoría común que nunca se ha evaluado directamente en los pacientes, según los autores del estudio.

Su investigación incluyó a 85 mujeres (22 con anorexia, 33 con bulimia y un grupo control de 30 sin trastornos de la alimentación). Se evaluó a las participantes del estudio durante dos días para determinar cómo el estrés afectaba a sus hábitos de alimentación.

Las mujeres también se sometieron a una IRM del cerebro para evaluar la actividad cerebral.

"La idea era observar qué pasaba cuando estas mujeres estaban estresadas. ¿Afectaba a regiones clave del cerebro importantes para el autocontrol y, a la vez, conducía a un aumento del consumo de alimentos? Lo que encontramos nos sorprendió y rebate la teoría predominante", dijo Margaret Westwater, que dirigió el estudio mientras era estudiante doctoral del departamento de psiquiatría de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

Cuando se les ofreció un bufet, las mujeres con trastornos de la alimentación comieron menos, en general, que las del grupo de control, pero la cantidad que consumieron no era diferente después de someterse a pruebas que inducían estrés o pruebas no estresantes, mostraron los hallazgos.

Los investigadores encontraron que esa actividad en las dos regiones clave del cerebro estaba asociada con la cantidad de calorías consumidas en los tres grupos, lo que sugiere que esas regiones desempeñan un papel importante en el control de la alimentación.

"Aunque estos dos trastornos de la alimentación son parecidos en muchos sentidos, hay diferencias claras a nivel cerebral", afirmó Westwater en un comunicado de prensa de la universidad.

En particular, las mujeres con bulimia parecen tener problemas para ralentizar su respuesta a los cambios en el entorno. Esto podría resultar en una toma de decisiones precipitadas que las hacen vulnerables a los atracones, añadió.

"La teoría sugiere que estas mujeres deberían haber comido más cuando estaban estresadas, pero eso en realidad no es lo que encontramos", dijo Westwater. "Está claro que cuando pensamos en la conducta de la alimentación en estos trastornos, debemos adoptar un enfoque más matizado".

Los hallazgos aparecen en la edición del 12 de abril de la revista Journal of Neuroscience.

Paul Fletcher, coautor sénior, afirmó que los hallazgos dejan claro que la relación entre el estrés y los atracones es muy complicada.

"Se trata del entorno que nos rodea, nuestro estado psicológico y cómo nuestro cuerpo nos indica si tenemos hambre o nos sentimos llenos", afirmó Fletcher, que es profesor de psiquiatría.

Si los investigadores pueden comprender mejor cómo el intestino da forma a los pensamientos relacionados con el autocontrol o la toma de decisiones, tal vez se encuentren en una mejor posición para ayudar a las personas con "estas enfermedades extremadamente debilitantes", concluyó.

"Para hacer esto, necesitamos adoptar un enfoque mucho más integrado para estudiar estas enfermedades", añadió Fletcher.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre los trastornos de la alimentación.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Cambridge, news release, April 12, 2021

Copyright ©2021 HealthDay. All rights reserved.